La limpieza es una prioridad absoluta para tu hotel. Los altos estándares de limpieza promueven la satisfacción de los huéspedes, la lealtad a la marca y la rentabilidad general.

Tus huéspedes evalúan la limpieza del hotel desde el momento en el que aparcan el coche. Por lo tanto, la limpieza también debe incluir el exterior del establecimiento hotelero.

Aunque una lista de verificación de los estándares de limpieza establecidos es muy amplia y garantiza que su hotel permanezca limpio, debe estar siempre abierto a cambios. Las mejoras en los procesos y protocolos permiten que un hotel mantenga la limpieza mientras aumenta la eficiencia, adopta nuevas tecnologías y reduce los gastos.

La importancia de la limpieza en los hoteles

Son muchas las cosas que hay que verificar dentro de los estándares básicos de limpieza de un hotel y entre ellas, son fundamentales:

Habitaciones limpias:  Las habitaciones deben estar limpias y desinfectadas. Dentro de este apartado cobra especial importancia la limpieza y desinfección de los colchones y la limpieza y desinfección de los suelos, se encuentren estos alfombrados o enmoquetados o no.  Si los suelos tienen moqueta o alfombras estas deben permanecer libre de suciedad y de todo tipo de manchas.

En cuanto a los colchones, ¿quién desea dormir sobre un colchón sucio? Es uno de los principales motivos para no volver a pisar jamás un hotel. ¿Sabías que Entre 100.000 y 10.000.000 ácaros viven en un colchón dependiendo de la antigüedad del mismo? Aunque la mayoría de estos ácaros viven en los colchones, también se pueden encontrar en tapicerías de sofás, butacas, sillas, moquetas, alfombras y otras superficies similares. El colchón es una de las superficies más insalubres con las que tenemos contacto diario por lo que debemos cuidar mucho su limpieza.

Limpieza de los suelos de uso común: Ya sean de madera, baldosas, mármol o alfombras, los pisos de un hotel requieren un manejo único. Se deben tratar cualquier tipo de mancha, desgarros o desgastes para poder repararlos y mantenerlos.

Limpieza de tapicerías: Los muebles tapizados, ya se encuentren dentro de una habitación o en las zonas comunes, deben ser cuidados con esmero. La limpieza en ellos es fundamental. Son muchos los “enemigos” que pueden esconderse en ellos, y al ser utilizados por tanta gente las probabilidades aumentan enormemente.

La actividad sobre ellos hace que los gérmenes se propaguen fácilmente. Los sofás son muy usados y es algo fundamental que las tapicerías se limpien y desinfecten para evitar la propagación de enfermedades y eliminar bacterias y virus.  Además, los ácaros del polvo (y sus pieles y heces desprendidas) prosperan en las fibras de la tapicería, pudiendo irritar las vías respiratorias, causando alergias, asma y otros problemas respiratorios graves, que no puedes permitirte en un hotel.
Las fibras de las tapicerías absorben la humedad y son el lugar perfecto para que aparezca el antihigiénico moho, conviertiéndolo en un problema de salud.

Es inevitable que con tanto uso, la grasa no se asiente en ellos. Mantener a raya esta acumulación inevitable de aceites, mantener las manchas y gérmenes bajo control, extenderá la vida útil de sus muebles tapizados.

¿Deseas mejorar el servicio de limpieza de un hotel?

El sistema de limpieza Host Dry garantiza una eficaz limpieza y desinfección de todas estas áreas, dejándolas como nuevas, sin manchas, libres de bacterias y ácaros y con un agradable olor a limpio que tus clientes valorarán enormemente.

¡Hola! ¿Podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: